Cuatro claves básicas para tener un dormitorio de ensueño

La habitación es un espacio personal e íntimo de nuestra casa donde podemos descansar después de largas jornadas de trabajo o estudio. Por lo tanto, al momento de remodelar o amoblar este espacio, es muy importante elegir una decoración con la que nos podamos sentir cómodos y a gusto. Hoy te daremos las pautas para tener un dormitorio de ensueño, luminoso y con un sello único como tú.

 

  1. Blanco el color del sueño

Los colores que elijas para embellecer tu dormitorio no solo deben reflejar tus gustos personales, también debes tener presente que deben invitar a la relajación. Aquí es donde el color blanco se convierte en tu mejor aliado al momento de pintar las paredes, pues es el color que evoca paz y tranquilidad. Atrévete a combinarlo con el gris en sus diferentes tonalidades o con tonos en color pastel para dar personalidad a tu habitación.

 

 

 

  1. La cama

La cama debe ser el centro de tu habitación y alrededor de ella debes ubicar el resto de la decoración. Las mesas de noche, en todas sus versiones, juegan también un papel importante porque permiten tener lo necesario a la mano, guardar tus cosas y ser un punto de apoyo. Sin embargo, no sobrecargues con muebles que generen reducción del espacio anhelado para descansar. Recuerda que los excesos pueden producir un efecto contrario al anhelado.

 

  1. La iluminación

¡Abre las ventanas! Una habitación iluminada durante el día permite la libre circulación del aire para que tu espacio de descanso siempre esté fresco, pero sabemos que al llegar la noche prefieres lo contrario para poder dormir bien. Allí, las cortinas y persianas juegan un rol fundamental a la hora de lograr este efecto, donde las cortinas tipo enrollables, sheer, romanas o panel se convierten en tus mejores aliadas dando además un toque moderno al entorno. Con respecto a la luz artificial recuerda que esta no debe ir dirigida hacia la cama, pues debe estar enfocada hacia la mesa de noche, repisas o muebles oscuros.

 

Fotografía tomada de hoylowcost.com

 

 

 

  1. Identidad en elementos decorativos

Hoy en día las habitaciones además de ser el espacio para descansar, son atmósferas de múltiples usos como leer, trabajar o hacer ejercicio. Es por esto que deben tener identidad propia a través de piezas de diseño, adornos, fotografías de viajes o recuerdos con personas especiales que reflejen tu personalidad y buen gusto. Colócalos en pequeños portarretratos ubicados de forma simétrica en un espacio de la pared o sobre mesas destinadas para ello. No olvides el toque verde por medio de pequeñas plantas que aporten vitalidad y energía a la habitación.

Fotografía tomada de El Blog del Decorador

 

 

 

Deja un comentario